una coleccionista de recuerdos

Soy una coleccionista de recuerdos.
Siento la necesidad de capturar imágenes. La memoria de todos esos momentos importantes que guardas en cajas secretas donde acudir una y otra vez, para que la memoria no se pierda.
Creo que las fotografías son nuestra herencia más valiosa.
Y porque me gustacrear recuerdos, los fabrico ahora para otras personas.

El principio de esta historia comienza en mi infancia, nací en Almería a principios de los 80 y me crié enamorada de la luz, siempre con una cámara en la mano.

Mi primera boda fue el encargo de una amiga, vi como diluviaba en el desierto un mes de Agosto, como todo era un caos y nada excepto el que estos dos amigos se querían era previsible. Me pareció el oficio más maravilloso y emocionante del mundo.

Decidir trabajar con parejas tan originales e imprevisibles como la vida, es el resto de esta historia.

¿QUÉ TE INSPIRA?

Invertir en recuerdos es la mejor idea del mundo; jamás pasan de moda ni pierden valor, permanecen en el tiempo y muy a menudo son lo único que nos queda.

 

Parejas con personalidad y bodas sin guión.
La Naturaleza, La luz del mediterráneo, todo lo real y por tanto imperfecto, todo lo que tiene pasado; objetos, personas, recuerdos.

Y coleccionar los recuerdos de nuestra propia historia.